Echo

Video Foto Info
Pantalla de LEDs, componentes electrónicos, estructura metálica, ordenador.
Dimensiones: variables.

Las obras que componen la serie están hechas con LED flexibles, una tecnología que permite al artista crear pantallas curvadas. Tras estas formas sinuosas aparecen las tripas del aparato, los cables y componentes electrónicos que normalmente quedan ocultos. Para el artista, estas pantallas han dejado de ser una ventana que enmarca la realidad, para convertirse en una presencia escultórica que ilumina y dialoga con su entorno.

El artista ha observado un cambio sustancial en nuestra forma de relacionarnos con las pantallas. Desde dispositivos para llevar en la muñeca que monitores nuestros biorritmos a enormes vallas publicitarias LED que envuelven edificios, estamos rodeados de sus parpadeantes y luminosas superficies. Las pantallas están adquiriendo una nueva materialidad, una calidad de membrana que se extiende sobre múltiples superficies, objetos y arquitecturas. La serie “Echo” responde a esta nueva concepción de la pantalla-piel.

Los pantallas muestran animaciones abstractas generadas por algoritmos. Las animaciones reaccionan a información en tiempo real de distintos fenómenos que están ocurriendo por todo el mundo, incluyendo seísmos, incendios o contaminación atmosférica registrados por diversas páginas web. El resultado es una serie de pantallas escultóricas que, a través de su conexión a internet, escuchan al planeta.

Las pantallas de“Echo” parecen derretirse, agotadas por nuestras ansias de representar el mundo. En su estado de descomposición, encuentran un nuevo rol como criaturas que ya no representan, sino sienten su ecosistema a través de internet. Enchufadas a la red, perciben fenómenos planetarios que están fuera del alcance de nuestras capacidades sensoriales, y que sin embargo son vitales para nuestra supervivencia como especie.

Crédito fotos: Jorge Mirón